Si estás pensando en dejar de lado tu barbacoa del 4 de julio o tu viaje por carretera de otoño por unas vacaciones de verano en el Caribe este año, no eres el único. Los viajes aéreos al Caribe para el período de junio a agosto de 2023 muestran un aumento de 48% en vuelos reservados con respecto a los mismos meses de 2019, según un informe de marzo de 2023 de la firma de datos de viajes ForwardKeys para la Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe. 

El verano se ha convertido en la nueva temporada alta del Caribe. Normalmente, de mediados de diciembre a mediados de abril era la época más codiciada y costosa para visitar el país, coincidiendo con los gélidos meses de invierno en Estados Unidos, Canadá y Europa. La fiebre disminuía después de Semana Santa, dando paso a una temporada más tranquila de meses de verano calurosos, húmedos y propensos a los huracanes.

"La pandemia provocó un importante replanteamiento del Caribe como destino para todo el año", dice Simon Neggers, vicepresidente senior de ventas, marketing y comunicaciones de Oetker Collection, que incluye el lujoso Jumby Bay Island Resort en Antigua y Barbuda y el Eden Rock St Barths. "Claro que hace un poco más de calor, pero en general es el clima playero perfecto".

La chispa inicial surgió cuando los estadounidenses no pudieron viajar a Europa para pasar las vacaciones de verano, añade Neggers. En mayo de 2022, en comparación con mayo de 2019, se produjo un aumento de 30% en la ocupación de las suites del complejo de Jumby Bay Island, y la ocupación de las villas privadas se duplicó de mayo a agosto.

Situado en una zona exclusiva del extremo sur de Punta Cana, en la República Dominicana, Eden Roc Cap Cana lleva dos años sin experimentar una temporada baja de verano, dice Rosalynn Castillo, directora de ventas y marketing.

"Los horarios de trabajo remotos definitivamente están teniendo un efecto en las tendencias de viajes al Caribe", dice Kandace Douglas, consultora internacional de estilo de vida y bienes raíces en Granada. "Cada vez más viajeros se van de vacaciones más tiempo y fuera de las típicas temporadas altas de viajes". 

Maurice Smith, fundador de Eugene Toriko, una agencia de viajes de lujo con sede en Atlanta, cree que los viajeros sufren de FOMO (miedo a perderse algo). "No creo que a la gente le importe mucho [la temporada de huracanes]. Ofrecemos seguros de viaje por si sus desplazamientos se ven interrumpidos en el último momento. Es temporada baja, así que tienes mejores tarifas, y eso va muy bien ahora con las tarifas aéreas que estamos viendo en general". 

Ver artículo completo en bloomberg.com